h1

Rabia contenida

marzo 9, 2008

 sonrisa.jpg

Un montón de porqués sin respuesta acuden. ¿Porqué no se callan los que no deberían hablar? La boca cerrada tendrían mejor, pero la socarronería les puede. ¿Porqué las decisiones aparecen tan difíciles de tomar? Acaso hay un muro invisible que deforme la realidad y haga parecer las cosas de otra forma… Podría ser, pero no parece el caso. ¿Porqué mentir, es que la verdad es tan terrible? Pues prefiero la simple dejadez que el interés, qué asco de tiempo perdido entonces, todo falsedad. Pero en el fondo da igual.

 Por último, ¿Porqué intentamos engañarnos a nosotros mismos, intentando ponernos en la piel de otros? Somos igual de egoístas o más que ellos, pero no decimos lo que quisiéramos, por temor, o quizá porque podría derivar en una espiral de excesiva sinceridad, innecesaria en todo caso. La situación es esa, me aburre el tiempo, las apariencias y las ganas de malaprovechar el tiempo de la gente, que aún así se divierten. A veces les odio, pero a veces les envidio. Y siempre esa sonrisa falsa que queda tan real. Disculpen las molestias.

Anuncios

One comment

  1. En cierto modo el no hacer daño a los demás es una actitud egoísta, porque no es por los demás si no pos nosotros mismos y como nos sentiremos después. Pero ¿qué importa que seamos egoistas de esa manera? Al fin y al cabo… los únicos perjudicados somos nosotros.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: